Se buscan mercenarios

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Se buscan mercenarios

Mensaje por Khanon Casterel el Dom Sep 30, 2012 5:32 pm

El Flatter Toussaint estaba impaciente, su capataz Ser Baratheron era una persona eficiente atodas luces, pero cuando se trataba de contratar mercenarios, no podía hacer mucho y es que la orden de la rosa tenia muchos devotos, pero la mayoría eran de gente pacifica, y todos los soldados de los que disponían la orden, tenían ya mucho trabajo, y mas que las cosas entre el clero y el gobierno se habían puesto tensas debido a los múltiples enfrentamientos entre dichos bandos. El gobierno por su puesto, había sobornado ya a otros Flatters y contratado mercenarios de diversas regiones, por lo que contratar guerreros a destajo se había vuelto particularmente difícil y tenía la urgencia de que cierto cargamento especial fuese trasladado hacia las montañas a “ La Cárcel en el cielo” y los pocos mercenarios devotos a la orden disponibles n ose habían presentado por el rumor de que el cargamento era importante y peligroso por lo que nadie se ha presentado a la fortaleza de la orden situada en el ala oeste del a ciudad

Se habían puesto ya pergaminos en toda la ciudad especificando lo siguiente: escoltar una carga esta compuesta de carnes y fiambres, enseres de plata y oro, y lo más valioso: vino de Dorwinion.
Aparentemente nada extraordinario ni fuera de lo común, simplemente un cargamento ostentoso
Afuera del monasterio, un enorme portón de hierro con una rosa como insignia se erguia insuperable e inexpugnable custodiado pro dos hermosas gárgolas y un solo guardia con una rosa dibujada en el peto de su armadura en la torre los arqueros vigilaba atentos...

En el interior del monasterio había un pequeño palacio y varios templos pequeños. La mayoría de las construcciones están hechas, de piedra y mampuestos, lo que le otorgaba una rústica y sobria belleza.

Se habían presentado unos diez jóvenes con poca experiencia pero algo era algo... Ser Baratheon estaba sentado en la biblioteca del monasterio. Esperando que llegase más gente…

Khanon se encontraba aquella tarde atravesando la calle, llevaba tiempo ya en aquella ciudad, había terminado aquella representación de actores ambulantes y estaba algo sediento, cuando se topo con uno de los pergaminos, arranco el pergamino de la pared ,y lo leyó, luego de pensárselo un poco intuyo que el cargamento real, sería transportado en secreto, lo mas seguro es que esto fuese solo un señuelo, con la orden nunca se sabía, Además, la misión estaba catalogada de prioritaria, estaba seguro que su vida corría un peligro elevado.

Tire el pergamino y se enfilo hacia la taberna mas cercana, ahí paladeando su cerveza se lo pensó, el dinero que había ahorrado pronto se le terminaría, el nuevo modo de vida que había estado llevando en aquella ciudad, le estaba pasando la factura, y todavía no terminaba de pagar aquellos cuadros de la subasta, así que se decidió, apuro la cerveza de un sorbo, pago, recogió el pergamino que había tirado calles atrás y marcho al ala oeste

Vengo por el llamamiento- dijo secamente al llegar frente al guardia

Pareció pensárselo mientras El Kaisser solo le sonreía con cierta impertinencia, tras un minuto la puerta se abrió...
avatar
Khanon Casterel

Mensajes : 21
Fecha de inscripción : 22/09/2012

Estado del Personaje
Nivel: 1
Experiencia:
0/500  (0/500)
Coronas: 0

Volver arriba Ir abajo

Re: Se buscan mercenarios

Mensaje por Varg Øystein el Mar Oct 02, 2012 9:19 pm

Cuando el Formidable bárbaro puso sus pies en los suburbios de aquella ciudadela, no pasó inadvertido para nadie ¿Cómo hacerlo, con ese aspecto tan escandaloso? Los juglares callaron y los comerciantes fruncieron el ceño al verle pasar, la multitud abultada de aquel mercado de momento pareció abrirle el paso. Nadie quería tener nada que ver con él, ni siquiera los matones de la taberna que tenían la mala costumbre de intimidar a los extranjeros, bravuconear sobre sus batallas ganadas y las mujeres que han pasado por su cama; se lo pensaron dos veces antes de poner en práctica sus hábitos en Varg… pues era de lejos el hombre más alto y fornido que habían visto en meses y la sangre seca en la hoja de esa monstruosa arma en su espalda parecía ser más que elocuente.

Varg odiaba las ciudades, le parecían ruidosas y sucias, llenas de personas molestas y prejuiciosas… Lo peor de todo es que nadie, nadie hablaba siquiera un poco de lenguajes arcanos Nórdico, Breton o mucho menos Piktho. Lamentablemente un mal necesario, sabía que al único trabajo que podía aspirar era en arenas de despreciables Gladiadores o haciendo el trabajo sucio de algún aristócrata acaudalado; En ambos casos debía encontrar una odiosa ciudad y sumergirse en su ponzoñoso submundo.
Una de sus manos se posó sobre el mesón de la cantina mientras la mujer de busto abundante que en teoría era la encargada de servir los tragos flirteaba con un guardia borracho… “TRÅBÂJØ” Pronuncio Varg no pudiendo evitar su poco usual acento Nórdico, “trabajo” era una entre pocas palabras que dominaba la había aprendido de otros mercenarios.

“¿Trabajo dices? Luces del tipo que puede ensuciarse las manos por el precio adecuado… apuesto a que vas por el mundo blandiendo jmmnnn… tu espada y rompiendo corazones” la mujer apoyo los codos sobre el mesón y al mismo tiempo las manos en sus mejillas en semblante picaron, normalmente era su estrategia hacerse la interesada para que los hombres bebieran y le dejaran buenas propinas, lo que ella ignoraba es que Varg no le entendía ni la mitad de lo que ella decía y que de todas formas no tenía coronas para pagarse un trago de cerveza.

“TRÅBÂJØ… ÇØRØNÅS” Volvió a insistir un poco fastidiado del parloteo de la mujer, que no parecía tener intenciones de callarse “Hummmnnn… ya veo eres extranjero, me encanta ese acento norteño es tan varonil!! Las chicas locales Nos morimos por hombres con tu estatura, que viajan por Asmara de punta a cabo viviendo bajos sus propias leyes y convirtiéndose en los protagonistas de cantos de juglares… hawwww no sabes cómo te envidio!!” Para aquel entonces la idea de tomar a aquella mujer por sus cabellos y estrellarle la cara contra el mesón le pareció a Varg extraordinariamente complaciente, pues los halagos baratos de ella no eran mas que un interminable Bla, bla, bla para el escaso entendimiento del joven Bárbaro respecto al lenguaje local.
La mujer continuo hablando mientras Varg se maldecía mentalmente a si mismo por haberle preguntado justo a la persona menos indicada… había funcionado bien en veces anteriores, pero toda regla suele tener su excepción.

El soldado Borracho que antes hablaba con la mujer se sintió ofendido al ver que esta ya no le prestaba atención y todo por un mal oliente Norteño semidesnudo, desenvaino su espada y puso el filo de la misma en el cuello de aquel tipo con tal de mostrarle quien es el que manda y que nadie le robaría a su chica; El problema fue la reacción del joven bárbaro ante ese claro desafío; retrocedió un paso solo para hacer la distancia propicia entre el desenvaine y trayectoria… la acción que solo duro fracciones de segundo antes que el filo del mandoble de Varg le cortara el brazo que sostenía la espada del soldado ignorando por completo la cota de malla y las protecciones metálicas del hombro, el muñon de la extremidad recién cercenada comenzó a salpicar sangre mientras el pobre desgraciado no podía mas que gritar horrorizado.

Pronto llegaron veintenas de soldados y Varg termino siendo encerrado por varios días en un frio calabozo a la espera de una sentencia; fue encadenado y escoltado hacia lo que él pensaba seria su ejecución, pero en lugar de eso fue llevado frente a un hombre de aspecto aristocrático… encajaba perfectamente en la descripción clásica del hombre más adinerado de la ciudad y por lo tanto el que dicta las leyes; había algo siniestro en su mirada y en su sonrisa cómplice.

Si aun continuaba vivo, era seguramente porque este hombre así lo habría dispuesto de eso no cabía duda y que seguramente querría algo a cambio de esa amnistía.
avatar
Varg Øystein

Mensajes : 35
Fecha de inscripción : 25/09/2012

Estado del Personaje
Nivel: 1
Experiencia:
0/500  (0/500)
Coronas: 0

Volver arriba Ir abajo

Re: Se buscan mercenarios

Mensaje por Morthiz el Mar Oct 02, 2012 11:33 pm

¿Que sentirías si una mujer extraña llegara a tu ciudad con una actitud déspota y un porte demasiado engreído? Morthiz era una mujer demasiado nómada, no solía quedarse por mucho tiempo en ningún pueblo y como no, si lugar que pisaba, lugar que era victima de su ira y barbaridad. De esta manera llegó a esta ciudad, un lugar muy diferente a todas las que había visitado, algo en su adentro le decía que su estancia en estos suburbios serían muy interesantes. La verdad es que nadie quería acercarse a ella, solo de verla despertaba en los demás un sentimiento de temor, que ni el más valiente de los peones deseaba intentar seducir a tan bella mujer, ¿El motivo? Su espada sobre la espalda y sus dos hermosas navajas que colgaban de su tronco.

Con mucha actitud y porte, se encamino hacia una cantina muy cercana en la que por cierto, abundaban hombres ya ebrios y con el consiente más perdido que su propio dinero; Morthiz se acercó a la barra y exigió una cerveza de barril bien fría, a lo que el mesero le preguntó sin ningún pudor, -¿Qué hace una mujer tan fina y hermosa, en un lugar tan sucio como este?-. Al escuchar tal pregunta, ella giró el rostro y le contestó burlonamente –Y dime tú, ¿Que hace un tonto cantinero, haciéndole platica a tan distinguida mujer?-. El cantinero al sentirse ofendido por ella, se alejó y pidió a otro mesero que la atendiera. Mientras ella bebía su refrescante bebida, un hombre entró con mucha euforia anunciando lo que había leído en un pergamino que había encontrado pegado en alguna parte de la ciudad. – ¡TRABAJADORES!, el gobierno está solicitando trabajadores-. La emoción de aquel hombre contagió a todos los ahí presentes, el problema estaba en saber que tipo de trabajo era el que estaban ofertando. –Silenció todos- anunció aquel hombre. –Deben saber que el trabajo no es nada sencillo, he leído que se trata de custodiar cierto cargamento muy pesado e importante, recordad amigos que tratándose del gobierno, se debe ser muy cauteloso. La muchedumbre quedó en silencio y a lo lejos solo se escuchó –Yo lo acepto, guiadme hacia el lugar indicado para comenzar la guardia- Todos voltearon a ver hacia la barra, la voz que habían escuchado era de la chica nueva, así es, era de Morthiz.

Nadie podía creer que una mujer aceptara un trabajo y más sabiendo que era nueva en esos rumbos, algo no estaba bien con ella, de seguro al ser novata en el lugar, simplemente no conocía lo impredecible que podía ser el gobierno de esta ciudad. – ja ja ja y quien te crees tú niñita, “la súper mujer”, ese es trabajo de hombres, no de nenas engreídas que se sientes valientes solo por cargar con una espada sobre su espalda, debes estar muy loca o muy tonta para aceptar de la nada un trabajo en un lugar que no conoces-. mencionó uno de los hombres que se encontraba en esa cantina. El rostro de Morthiz enfureció y frunciendo el ceño repicó.- ¿Habéis dicho trabajo de hombres?, por favor, no hay hombres en este lugar, solo una bola de ebrios hombres que le temen a vuestra propia sombra-. Ella se levantó de su lugar mu decidida, cogiendo del brazo al anunciante se retiró de la cantina y arribar al lugar donde le darían las indicaciones de su nuevo trabajo.

Al llegar al ala oeste, un viento petrificante hizo erizar la piel de aquel hombre, por lo que optó por abandonar a Morthiz y retirarse de aquel lugar, que fuera de reflejar seguridad, trasmitía un enorme escalofrío que solo ella pudo soportar. –Dejadme entrar, me encuentro interesada en el anunció de los pergaminos-. Las puertas de la fortaleza se abrieron para dejarle entrar, ella avanzó sin miedo y con la frente completamente en alto, jamás se había mostrado tan interesada por un trabajo, más bien, nunca había solicitado trabajo, pero en esta ocasión, ella sabía que lo que sucedería sería demasiado seductor.

Al llegar a la biblioteca del monasterio, uno de los encargados de contratar a los nuevos mercenarios se encontraba sentado en una de las mesas de espera, al verla sonrió, no podía creer que una dama solicitara trabajo al gobierno y en especial, tratándose de escoltar cargamento pesado, sin embargo, para su agrado, tal mujer era muy hermosa y agradable a su vista, probablemente no sería quien cuidara el cargamento, pero si una distracción para sus ojos. –Muy interesante, ¿así que tu deseas tomar el trabajo que ofrecemos?, Dime, ¿Cuál es el pago que exiges?-. Morthiz levantó la mirada y contestó. –mi señor, antes de negociar el pago, que os parece si hablamos sobre el verdadero trabajo que hay que hacer, no crea usted que me he tragado el cuento de cuidar vino de Dorwinion, exijo se me indique la verdadera encomienda-. El encargado quedó muy sorprendido ante la actitud de esa mujer, en realidad se sintió intimidado por ella; decidió informar a Ser Baratheron de lo acontecido, mientras tanto Morthiz se encontraba muy segura de todo, incluso sabiendo perfectamente que en esa misión podrían suceder muchas cosas de las cuales ella podría arrepentirse.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] Sepulta mi Mirada y Crucifica mi dolor [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] Esta noche tu vampiro soy yo [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Morthiz

Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 01/10/2012
Edad : 26

Estado del Personaje
Nivel:
Experiencia:
0/0  (0/0)
Coronas: 0

Volver arriba Ir abajo

Re: Se buscan mercenarios

Mensaje por Khanon Casterel el Miér Oct 03, 2012 2:17 am

Ser Baratheon se sorprendido al ver la insistencia de aquella joven, acerca del verdadero contenido del cargamento, aquella mujer lo que tenia de bonita lo tenia de impertinente, no obstante no dejaba de intrigarse, como era que una mercenaria vistiese tan elegante, con botas de charol y sombrero de copa y esa blusa estilo corsé que envolvía sus pechos tan magistralmente, quizás fuese alguna niña rica renegada jugando a hacerse la malota, aunque nunca la había visto en su vida y n ose parecía a ningún noble que el conociera

“Debe ser de tierras muy lejanas” pensó

Escucho sus palabras y cuando termino se quedo callado unos minutos y luego le indico con gélida cortesía que se sentara, Ser Baratheon le hizo el mismo caso que le hubiera hecho a un ratón chillando escondido en alguna esquina

Si gusta tomar asiento, Señorita mercenaria


Hizo el ademán al tiempo que la ultimas dos palabras les imprima un matiz de implícita sorna, era obvio que aquella chica no estaba ahí por dinero sino por diversión, no obstante aquella chica debía ser mucho mas de lo que aparentaba, estaba armada y quizás seria agradable para los mercenarios llevar algo de compañía femenina en sus filas

Mire en realidad, se contrata personas por obedecer, no por preguntar, la orden de la rosa selecciona a su gente…

No termino su regaño cuando se escucharon tres toquidos secos en la puerta

Adelante—indico impaciente

Era Khanon , quien abrió la puerta he hizo una reverencia.- Esto se pone interesante.- pensó Baratheon, al tiempo que le hizo un gesto para que tomara el otro asiento, cuando el Kaiser se sentó le hecho una mirada de soslayo a la pelirroja chica y luego a su interlocutor, Ser Baratheon era feo, los dioses le habían negado todas las gracias que derramaron los dioses sobre los otros Flatters de la orden, tenia una mirada fría y severa mas allá de toda medida, como si tuviera el mundo bajo su control. En su juventud tenía el pelo rubio dorado, pero al envejecer éste empezó a ralear, aunque aun conservaba las patillas doradas, que le cubrían las mejillas era a todas luces hombre calculador, despiadado y controlador, mas allá de las esferas clericales y gubernamentales, era considerado por sus adversarios como un hombre “políticamente muy capaz”

El capataz abrió el cajón de su escritorio y saco unos pergaminos, pluma y tintero para que lo firmaran, acto seguido se acercó una botella para si, y se sirvió sin ofrecerle vino a sus invitados, en eso la puerta volvió a sonar eran unos guardias que traían a un hombretón de aspecto bastante serio encadenado, uno de los guardias que lo llevaba preso se pronuncio

Este hombre estuvo causando disturbios en la ciudad, iba a ser enviado a la horca, pero luego me acorde que usted necesitaba carne de… Mercenarios para transportar el cargamento


Muy bien.- Dijo Baratheon imperturbable como un hielo.- Desencadénelo y déjenos a solas a partir de ahora yo me hare cargo de el

¿Cree que sea buena idea quitarle las cadenas? Se ve bastante salvaje, puede atacarlos una vez se suelte

Si este hombre vuelve a levantar su mano contra alguien de la orden de la rosa, me encargare que sea violado cien veces por algún centauro y luego despellejado por un verdugo
-respondió con aplomo y seguridad.- ahora déjenos solos...

El Vasallo obedeció de mala gana y tras una reverencia se marchó. Khanon solo miraba impasible, aquel ser que traía encadenado, lucia tan extremadamente intimidante como ningún otro que había visto, tan salvaje que incluso pareciera que hablara algún dialecto antiguo, el Kaisser apenas se podía creer que su anfitrión tratase el asunto con semejante ligereza, o ese tipo estaba loco, o definitivamente tenia un poder que el no sospechaba, por otro lado, la chica sentada junto de el, se le antojaba como la duquesa de alguna lejana comarca. Sin duda un peculiar grupo, y eso sin contar que jamás sospecharía que se trataban de un Licantropo y una vampiresa en realidad

El Capataz por su parte se quedo observando al singular trió y luego prosiguió

¿Así que estos son los últimos? Bueno, como le estaba diciendo a la joven, necesito absoluta seriedad en esto… Mis amenazas no son vanas, quizás ustedes no lo sepan pero.. “Un Baratheon siempre paga sus deudas…”

Apuro su trago de un sorbo y abrió el cajón de su escritorio y comenzó a hurgar como buscando algo mientras seguía exponiéndoles secamente, dando por asentado que la musculosa mole de cabellos azules entendería el porqué de la reunión


Me gustaría saber que tipo de experiencia poseen... ya saben de que va esto ¿No? Se trata de enseres telas y vinos es un cargamento muy costoso y habrá que llevarlo por tierras nómadas y salvajes dado los rumores de una guerra civil del gobierno con el clero, la orden no puede darse el lujo de enviar tropas por lo que nos vemos en la necesidad de reclutar mercenarios...

Ahí entran ustedes, la paga será en metálico, quinientos lunares por entregar el cargamento a su destino. Aparte de ello, los que resulten tullidos en el combate recibirán las recompensas extras clásicas, quinientos por cada miembro perdido y mil en el caso de algún ojo… no tengo que decir que aquel que deserte o se revele en mitad del camino será castigado con la muerte...




avatar
Khanon Casterel

Mensajes : 21
Fecha de inscripción : 22/09/2012

Estado del Personaje
Nivel: 1
Experiencia:
0/500  (0/500)
Coronas: 0

Volver arriba Ir abajo

Re: Se buscan mercenarios

Mensaje por Varg Øystein el Miér Oct 03, 2012 7:58 pm



Sus ojos curiosos revisaron el lugar, los muebles estaban hechos con madera de roble y protegidos por una delgada capa de sabia de árbol, muy elegantes y finos al igual que las acuarelas con alto nivel de detalle que adornaban los muros, los artistas que los habían pintado tenían tanto talento que incluso un bárbaro sin cultura o mínima noción de arte se daría cuenta que eran muy valiosos, bustos esculpidos en piedra de…quizás quien sabe que personaje histórico entre uno que otro jarrón de cerámica en las esquinas de la habitación; finalmente su mirada siempre desafiante se posó sobre las otras personas que habían llegado antes que él, un joven que desentonaba un poco con el ostentoso entorno y de aspecto impasible, a primera impresión no aparentaba ser un guerrero… aunque la configuración de su vestimenta decía lo contrario.

Sentada junto a el una mujer que a juzgar por su aspecto, bien podría ser la dueña de la fortaleza o quizás la esposa de uno de aquellos hombres adinerados… lleva armas y un traje elegante, cuestión que a Varg le pareció totalmente absurda, si fuera guerrera lo lógico seria usar una armadura, si fuera una mujer adinerada debería llevar joyas en vez de armas.

Aquel individuo que les había citado tenía una manera más sublime y pausada de hablar y por lo tanto entender sus palabras era mucho más fácil que a aquella cotorra de la cantina, si bien Varg no hablaba la lengua local, si había convivido con mercenarios antes y de ellos había aprendido algunos términos bastante útiles… Si bien no podía recitar discursos elocuentes podía al menos hacer la diferencia entre un insulto y un saludo; De lo que aquel hombre de aspecto ostentoso y mirada aguda que dejaba la impresión de estar escondiendo algo en cada una de sus palabras, dijo Varg logro retener algunas palabras familiares “Amenaza”, “Deuda”, “Cargamento”, “Guerra”, “Quinientos Lunares” “Castigo”, “Muerte” el ejercicio mental de tratar de unir las frases y darles coherencia dejo al bárbaro con un par de posibilidades bastante cercanas al mensaje original, mas no con el mensaje exacto.

1-“Debes cobrar la Deuda de quinientos Lunares a un cargamento de guerra y castigar a los enemigos con la muerte”

2-“Me debes quinientos lunares y te castigare con la muerte a menos que recuperes el cargamento en la guerra”

3-“Te pagare quinientos Lunares, si proteges mi cargamento en una zona de guerra, niégate y te castigare con la muerte”


Por los colmillos de Fenris!! ¿Cuál de todas las opciones era la correcta? Esto de no hablar la lengua nativa estaba resultando mucho más peligroso que meter la cabeza en las fauces que un felino colmillos de sable… Suspiro con resignación y se encomendó a los dioses antiguos, últimamente estaba padeciendo una fuerte crisis de fe, cuando se refería a los dioses lo hacía más por estar fuertemente ligados a su identidad cultural que por realmente creer en ellos.

“Vid uppfyllandet av freyja!! … Jag svär, Øm jag går ur detta liv jag lära mig språket i söder” Musito por vez primera desde que había pisado en aquella ciudadela una frase completa en su lengua nativa “Por la gracia de Freya!!...Si consigo vivir para ver otro amanecer, juro aprender el idioma sureño” significaba, pero difícilmente alguien allí le entendería siquiera media palabra.


avatar
Varg Øystein

Mensajes : 35
Fecha de inscripción : 25/09/2012

Estado del Personaje
Nivel: 1
Experiencia:
0/500  (0/500)
Coronas: 0

Volver arriba Ir abajo

Re: Se buscan mercenarios

Mensaje por Morthiz el Jue Oct 04, 2012 1:45 pm

Al ver el rostro de Ser Baratheon, Morthiz mostró un desagrado instantáneo, al ser ella muy hermosa y agraciada, veía con repulsión a aquel hombre a quien los Dioses habían castigado con tan poca belleza física, incluso sentía horror ante aquel hombre, pero eso no impedía que ella continuara de pie esperando indicaciones precisas del trabajo que realizaría.

Nunca antes sus ojos habían visto un lugar parecido al que estaba pisando, la elegancia con la que todo estaba colocada hacía de ese palacio un lugar extraordinario, pronto espesó a inspeccionar el lugar, lo que más causo curiosidad en Morthiz, fue la delicadeza con la que cada mobiliario estaba hecho, al parecer eran muy finos. A decir verdad, toda esa ciudad en la que ella se encontraba, era totalmente ajena a sus ojos, en muchos años no le había tocado pisar algún monasterio y ciertamente, como lo sospecho desde un inicio, muchas cosas interesantes comenzarían a suceder.

De pronto, un hombre extraño arribó a las instalaciones de la fortaleza, aparentó ser muy educado ante la reverencia presentada, su aspecto revelaba un mundo de misterios escondidos, pero lo más interesante fue ver a aquel hombre que llevaron encadenado por provocar disturbios en la ciudadela.

Sin duda alguna, esto representaba algo muy divertido y atractivo para Morthiz, ella estaba acostumbrada a los retos difíciles y muy comprometedores, después de lo difícil que fue su vida pasada, ya nada le sorprendía. Hasta cierto punto, se encontraba muy emocionada al tener por compañeros a dos seres un poco extraños y diferentes a cualquier otro humano que hubiese pisado Asmara.

Ella en sus adentros sabía perfectamente que ninguno de ellos dos era normal, que había algo que ocultaban al igual que ella, lo más curioso era el acento extravagante del gran Varg, su comportamiento y la agresividad con la que se comportaba, había algo en él que le atraía demasiado, un misterio que ella tenía que descifrar, sobre todo al ver sus rostro de confusión al escuchar las instrucciones de Ser baratheon, lo más seguro era que no comprendía nada, después de todo, su acento daba a conocer que no era de esos rumbos y por lo tanto no lograba atender cada una de las palabras. Khanon aparentaba ser un hombre con un misterio adentro, sabía que juntos podían formar un trio tremendo, pero claro, sus intensiones no eran precisamente cooperar con ellos para obtener beneficios compartidos, después de todo, ella solo luchaba por sus propias convicciones. En su rostro se pinto una enorme sonrisa que guardaba una serie de ideas locas que solo a ella podrían ocurrírsele.

A Morthiz no le interesaban los quinientos lunares, para ella el metal no representaba algo por lo cual preocuparse, después de todo, lo que ella deseaba lo conseguía con su astucia y había aprendido a usar su belleza para poder obtener grandes beneficios.

Sin darse cuenta, ya estaba envuelta en una misión muy emocionante y misteriosa, pero solo había un pequeño inconveniente, aunque sus compañeros eran extraños, no eran igual a ella, por lo tanto el viaje para ellos no sería tan complicado al hablar de las debilidades que ella presentaba, pues ni su espada envainada, ni sus navajas afiladas la salvarían del calor del sol. Decidió presentarle a Ser Baratheon algunas peticiones, pero temía al mismo tiempo que este no se las concediera.

-Mi señor, solo pido se nos permita viajar en algún carromato, no es que tema de algo, pero así el cargamento podrá ir más seguro y si nos encontramos con algún peligro significativo, podríamos enfrentar la situación sin afectar el contenido del cargamento-.

Ella vio el rostro de los ahí presentes y supuso que se habían conmocionado o que quizá no le habían creído del todo, pero ella solo esperó la respuesta de Ser Baratheon….


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] Sepulta mi Mirada y Crucifica mi dolor [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] Esta noche tu vampiro soy yo [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Morthiz

Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 01/10/2012
Edad : 26

Estado del Personaje
Nivel:
Experiencia:
0/0  (0/0)
Coronas: 0

Volver arriba Ir abajo

Re: Se buscan mercenarios

Mensaje por Khanon Casterel el Jue Oct 04, 2012 8:18 pm

Las contestaciones de sus compañeros no se hicieron esperar. La mole de cabello azules había hablado, obviamente nadie le entendió pero su “experiencia” estaba mas que probada con solo verlo, y aquellos sonidos guturales que salieron de su boca solo confirmaban lo que vera obvio, era un guerrero que sabia bien partir cráneos, que partía todo lo que estaba a su alcance, y no hacia falta que le demostrara nada a nadie, la chica por su parte, divago en su respuesta, no dijo nada respecto a su experiencia, solo manifestó su preocupación acerca de como viajarían, Khanon no entendió realmente su comentario, solo la escuchaba mientras tomaba uno de los pergaminos el cual tan solo describía los términos en los que trabajarían, seguirían los requerimientos de la orden

- Mi nombre es Khanon- Dijo de forma pausada,.-Mi experiencia es variada, e dirijo desde ejércitos hasta equipos pequeños. He de terminar aceptando los términos del contrato….

Dijo que le pasaba los pergaminos a su compañera y al guerrero, obviamente el guerrero no firmaría nada, estaba seguro que ni siquiera pondría su huella, quizás hasta se lo comería pero el cumplía con pasarlo

Ser Baratheon por su parte medito unos segundos las reacciones de los presentes, la mas preocupante para el era la reacción del guerrero de la melena azul, pese a que mostraba cooperativo nadie le entendía y quien sabe si el los entendía a ellos, solo quedaba el consuelo de que mientras siguiera a los otros hiciera lo que hacían sus compañeros y atacara a todo aquel que los atacaba a ellos, seria mas que apto para el trabajo

Luego por fin se pronuncio

Bien, viajaran en carromatos señorita de hecho son carromatos los que tiene que cuidar, como saben, ganarse la simpatía de la orden es algo que puede ser tan valioso como el dinero y mas vale estar muerto que ganarse su enemistad... uno de los clérigos desea vehemente que un cargamento sea llevado a una hacienda secreta aledaña a la jungla. No se preocupen no atravesaran la selva aunque si pasaremos, es decir pasaran cerca...

Los enseres son valiosos pero lo que es imperativo es que las cajas con el vino lleguen intactas a la baronía del cardenal


Su voz se había vuelto tranquila y sosegada haciendo gala de cierta mesura

Se les pagara bien cuando termine la misión sin mencionar que tendrán la gratitud de la poderosa orden, les daré unos pases para que pasen la noche en la posada, “la Bondiola” famosa por su cortes de carne y su cerveza, la orden correrá con todos sus gastos desde luego pero no beban demasiado ya que al despuntar el alba saldrá el cargamento, en caso de que no posean montura la orden les proporcionara una... La primera caravana solo será un señuelo y saldrá mucho antes del amanecer desde otro punto de la ciudad, luego saldrán ustedes, Muy tempranos antes de que salga el sol pasare lista afuera de la posada

Dio otra pausa se quedo callado unos segundos como pensando en l o que iba a decir su voz esta vez tomaría un tono mas autoritario

Pero antes de eso... quisiera comprobar su valía... a nosotros en la orden nos gusta comprobar la calidad de sus allegados es decir, quisiera ver de que están hechos todos y cada uno, esto es básicamente para no contratar a ningún civil, que se crea mercenario

Dijo mirando descaradamente a la señorita Morthiz, ya que era la que más que lucia fuera de contexto

Acompáñenme por favor...


Salieron al atrio y los condujo por las sacristías y las bóvedas hasta una de las capillas mas grande de aquella inmensa atalaya

Unas insólitas gárgolas de simetría rigurosa y profusamente labradas custodiaban los ventanales, las paredes grávidas de figuras de demonios y dioses menores, habia algunos cuervos arremolinándose sobre las gárgolas, salpicando con sus excrementos sus alas, Ser Baratheon dio tres toquidos al enorme e inexpugnable portón y este se abrió mostrando su interior

Unos cirios iluminaban el pasillo principal, y se bifurcaba en dos, el de la izquierda daba hacia un inmenso atrio, el cual a su vez daba a unas catacumbas con unas momias por doquier, cadáveres embalsamados que se disponían y se distribuían por todos los rincones y recovecos y en todas las posturas imaginables. Algunos esqueletos conservaban todavía piel y ojos. Los cuerpos no desprecian olor, ni siquiera había humedad

El de la derecha tenia una inscripción cursiva en la roca que rezaba “Adeste fideles” (venid fieles) y daba a una gran bóveda estrellada y derruida, con un esqueleto de dos metros y medio como altar. Ser Baratheon les hizo una seña para que entraran...

Este es el templo de las noches perdidas... No es un lugar peligroso, para aquellos que tengan entendimiento, y agallas… es un buen lugar para probarse así mismos, entren y busquen la salida, no les llevara mas de una hora... sino se sienten capaces de entrar pueden regresarse no habrá ningún problema, Yo rodeare el templo los estaré esperando del otro lado…


Dio media vuelta y comenzó a rodear el templo...
avatar
Khanon Casterel

Mensajes : 21
Fecha de inscripción : 22/09/2012

Estado del Personaje
Nivel: 1
Experiencia:
0/500  (0/500)
Coronas: 0

Volver arriba Ir abajo

Re: Se buscan mercenarios

Mensaje por Varg Øystein el Vie Oct 05, 2012 5:58 pm

Cuando el pergamino le fue entregado, el joven bárbaro casi lo rompe al intentar desenrollarlo… lo miro por todos lados sin tener ni la mas remota idea de su contenido, lo acerco a su rostro y comenzó a olfatearlo ¿Por qué los sureños tienen esa tendencia a complicarlo todo? ¿Qué significaban todos esos garabatos pintados en… quien sabe que cosa? Eso a lo que ellos llamaban papel, era demasiado delgado y áspero para ser una tela ¿acaso se podrá comer? Varg mordió una esquina del pergamino y lo mastico un par de veces antes de escupirlo y tirar el trozo de papel lejos con disgusto.

Att Skitên!! Bramo molesto “que porquería!” insípido y sin valor nutritivo alguno, según Varg solo otra en la larga lista de costumbres extrañas de los sureños.

El hombre adinerado al cual Varg había apodado mentalmente “Mownêk” -El dueño- volvió a dar indicaciones pero por desgracia esta vez sus palabras escapaban por completo de su entendimiento, solo esperaba que no cambiara de idea a último momento, por lejos prefería enfrentarse a un ejército de enemigos con su espada que a una soga en su cuello mientras sus extremidades están encadenadas.

Todos salieron de aquella estancia y Varg les siguió, siendo guiado atravez de un extenso patio, ni siquiera los adoquines del piso dejaban de ser ostentosos y de modelos verdaderamente apreciables, los pilares finalizaban con detalles elegantes como tribales y cabezas de león, Varg apenas podía creer que semejantes cosas fueran capaces de ser hechas en piedra… Los Sureños tenían costumbres extrañas, pero en el fondo sentía una gran admiración por ellos, ojala el pudiera aprender siquiera la mitad de las cosas que ellos sabían. Se aproximaron al portal de una catedral de aspecto más lúgubre que el resto de la instalación, el ritmo cardiaco de Varg se aceleró levemente al ver a los cuervos volar en círculos sobre aquellas criaturas talladas en piedra que parecían ser ni más ni menos que los protectores del Umbral al reino de Âtmah el señor de los infiernos; Varg lamento no tener consigo su espada, tenía la impresión de que le haría mucha falta.

Una vez dentro de aquel lugar “Mownêk” como Varg le había bautizado les dirigió nuevas instrucciones que obviamente el Joven bárbaro no entendió, pero en esta ocasión en particular, no había mucho que entender era evidente que había que salir de aquel maldito lugar en una sola pieza… Que injusticia pensó Varg, sus acompañantes si estaban armados mientras que él tendría que vérselas con sus puños desnudos; No importaba, una de las filosofías de vida que aún seguía ciegamente es que cada hombre debe demostrar que merece su sobrevivencia no importando de que medio disponga. “Mownêk” se retiro después de su discurso dejando al singular trio en aquel lugar… Varg no podía saber a ciencia cierta que tan perspicaces eran sus compañeros, el desde su perspectiva sentía un ambiente pesado en aquel lugar… la alquimia y la medicina forense de los sureños podría ser muy buena, sin embargo no podían engañar a la nariz de un cazador, para Varg el olor arcano y de podredumbre era como un veneno irrespirable los órganos de los cuerpos en descomposición y de los químicos empleados para su conservación o quizás solo para que no apesten se colaron atravez de las fosas nasales del guerrero normando produciéndole una arcada terrible, solo la falta de alimento evito que este vaciara sus intestinos allí mismo.

Se limito a cubrir su boca y nariz con la diestra mientras buscaba con la mirada la dirección más apropiada para emprender el rumbo.
avatar
Varg Øystein

Mensajes : 35
Fecha de inscripción : 25/09/2012

Estado del Personaje
Nivel: 1
Experiencia:
0/500  (0/500)
Coronas: 0

Volver arriba Ir abajo

Re: Se buscan mercenarios

Mensaje por Morthiz el Dom Oct 07, 2012 2:18 pm

Escucho hablar sobre la experiencia de Kanhon, quien realmente no le asombró más allá de su atractivo físico. Recibió el pergamino donde se establecían los términos concretos en los que se trabajaría en esa misión de suma importancia, lo leyó y firmó.

Al oír que en realidad viajarían en carromato, al ser este uno de los encargos a cuidar, Morthiz sonrió de manera sarcástica, como si en lugar de sentir esto como un reto, le estaban dando a ella las facilidades más extensas para levar a cabo la encomienda. Claro es, que ella no mostró ninguna evidencia de estar realmente agraciada por viajar en carromato, más bien, observó a sus compañeros y dirigiéndose a Ser Baratheon dijo:

-Bien mi señor, al parecer esta misión no será nada sencilla-.

Y mientras escuchaba decir a Ser Baratheon sobre los privilegios que obtendrían al llegar a términos esperados la misión encomendada, ella pensaba realmente en si sus compañeros habían sospechado sobre su identidad al solicitar lo antes ya mencionado. Pero eso era lo de menos.

Morthiz se sintió subestimada al escuchar las palabras de Ser Baratheon, ella pensaba que no era necesario hablar sobre la experiencia que se tenía, después de todo las palabras vienen y van y nadie podía asegurar que lo que se dijera ahí fuese cierto, aunque a la vez, consideró el hecho de ante los ojos de esos hombres, ella solo era una mujer bella con armas jugando a ser mercenaria y al sentir la mirada turbadora de ese a quien por consiguiente había considerado “él manda más”, solo calló.

Cuando les indicó que lo siguieran, Morthiz muy digna y con una actitud muy prepotente y orgullosa, caminó junto a sus dos compañeros, observaba todo el lugar, en su mente pasaba una serie de pensamientos en los que juzgaba el sitio donde se encontraba, aunque ella conocía lugares muy atractivos, este tenía algo que captaba su atención de una manera sublime y al parecer no era la única, pues veía como el hombre de la melena azul también seguía con la mirada y con sorpresa todo lo que ahí se encontraba.

Ser Baratheon los condujo hacia una capilla en la que se podían apreciar unas gárgolas que a criterio de Morthiz, le daban un aspecto tétrico y emocionante al lugar y sobre todo la bandada de cuervos que aleteaban sobre las gárgolas, veía con mucha atención los grabados que habían en las paredes de ese lugar, en especial su mirada se dirigió hacia un cuadro que se encontraba colgado muy cerca de las gárgolas, en él se podía apreciar muy simbólicamente a un ser de aspecto extraño que no podía ser humano, el cual se notaba que corría hacia otra silueta la cual se podía jurar que si era humana, lo más raro era que se podía ver claramente que era una persecución a muerte pues en las orillas del cuadro se deslumbraba un color rojo sangre que corría de cada esquina y al abrir el sitio y apreciar su interior, solo unos cuantos cirios daba luz a sus pasillos, fue inevitable no sentir el olor a putrefacción que salían de sus rincones. Los cuerpos embalsamados y los esqueletos con carne y sangre aun daban un horror a ese lugar que pocos se atreverían a ver sin caer desmayados o asustados.

El templo de las noches perdidas... así le llamó Ser Baratheon al lugar, las indicaciones fueron precisas, el hecho era salir de ahí vivos y en el menor tiempo posible. Morthiz estaba preparada para enfrentar lo que fuese que hubiera en ese lugar, era obvio que no se trataba solo de salir sin encontrarse con algún tipo de obstáculo peligroso, pero eso era lo que a ella más le divertía, poco a poco la situación se convirtió en un juego más para ella


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] Sepulta mi Mirada y Crucifica mi dolor [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] Esta noche tu vampiro soy yo [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Morthiz

Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 01/10/2012
Edad : 26

Estado del Personaje
Nivel:
Experiencia:
0/0  (0/0)
Coronas: 0

Volver arriba Ir abajo

Re: Se buscan mercenarios

Mensaje por Khanon Casterel el Dom Oct 07, 2012 4:25 pm

Sus compañeros, habían entrado pero estaban algo impasibles sobre que camino elegir, Khanon resolvió tomar el camino de la derecha, el que decía “Adeste Fideles” suponía que por estar en un templo de la orden seria el camino mas adecuado, ya que intuía que tenia que ver algo con la fe que dicha orden ,aunque no supo si sus compañeros le seguían

Nada mas entro y un órgano comenzó a tocar por si solo una tétrica pero bella melodía, era órgano de mas de quinientos cincuenta años de antigüedad y sonaba con el mismo matiz que hacia cinco siglos, aquella música era para poner alerta a cualquiera y así fue, aunado a las notas de aquel instrumento comenzó a escucharse en el templo retumbar el conocido ruido del metal deslizándose penosamente por la roca desnuda mientras la tocata aceleraba sus acordes a un ritmo vertiginoso, esto desde luego podría en alerta a los mercenarios pero no previeron que el piso se abrió completamente debajo de ellos haciendo que todos cayesen, cada uno cayo en una cámara individual separados todos del resto del grupo y lo que sucedió a continuación se repitió para todos de forma simultanea en cada una de las cámaras....

Cayeron todos al suelo, los rodeaba la tiniebla de una noche eterna. lo intenso de aquella oscuridad era sofocante ni siquiera la vampiresa con su vista desarrollada alcanzaba a percibir mas allá de sus pies

La atmósfera era de una intolerable pesadez en cada cámara los pisos eran de piedra y cualquier luz había sido completamente suprimida.

Los muros eran de cantera lisa, viscosa y fría, todas toscamente pintarrajeadas con todas las horrendas y repugnantes imágenes de la ya conocida sepulcral superstición de los antiguos monjes de la orden de la rosa. Las figuras de demonios amenazantes, de quimeras, de esqueletos y algunas alegorías de pecados Contra Mitras, las imágenes recubrían y desfiguraban los muros. Las siluetas de aquellas monstruosidades estaban bien delineadas, grabadas en la piedra con suaves surcos que no llegaban al centímetro de profundidad pero los colores parecían borrosos y vagos, como si la humedad de la atmósfera los hubiese afectado.

Todos habían perdido sus ropas y en vez de estas todos vestían un sayo sucio de burda estameña incomodo y nada práctico, fácil de enredarse en las piernas. El suelo era húmedo y resbaladizo a causa del limo y en el había a un pan y un cántaro de agua.

En el centro de cada calabozo había un pozo circular, cuya profundidad era imposible discernir de momento hasta que un pedazo de la vieja mampostería que bordeaba el pozo se desprendió. Durante largos segundos se escuchó cómo repercutía al golpear en su descenso las paredes del pozo; hubo por fin un chapoteo en el agua, al cual sucedieron sonoros ecos….

En el techo de cada prisión -que tendría unos treinta o cuarenta pies de alto, y su construcción se asemejaba a la de los muros- en uno de sus paneles aparecía una extraña figura. La pintura representaba al Tiempo tal como se lo suele figurar, salvo que, en vez de guadaña, tenía la pintura de un pesado péndulo, semejante a los que se ve en los relojes antiguos. al principio daba la la impresión de que se movía. Un segundo después esta impresión se confirmó. La oscilación del péndulo era breve y, naturalmente, lenta.

Un sonido chirriante y multiplicado abarcó la oscuridad de sus celdas, un breve chapoteo, el repicar de pequeñas uñas contra la piedra, algo ascendía por el pozo... centenares de ratas de gran tamaño salían en manada desde las profundidades del orificio en busca del pan de los presos, de cualquier rincón en las paredes por donde pudiesen escapar sin dejar de escucharse esos pequeños chillidos. Sus ojos rojos brillaban incluso en la oscuridad inyectados en sangre.

Corrían en estampida por toda la celda sin importar que en su camino tuviesen que escalar a los reclusos, buscando alejarse de la humedad del pozo...

Como a la media hora de haber caído ahí La carrera del péndulo había aumentado, aproximadamente, en una yarda este había dejado de formar parte de la pintura para materializarse pendiente del techo. Como consecuencia natural, su velocidad era mucho más grande. El péndulo había descendido perceptiblemente. y ahora era visible que su extremidad inferior estaba constituida por una media luna de reluciente acero, cuyo largo de punta a punta alcanzaba a un pie. Aunque afilado como una navaja, el péndulo parecía macizo y pesado, y desde el filo se iba ensanchando hasta rematar en una ancha y sólida masa. Hallábase fijo a un pesado vástago de bronce y todo el mecanismo silbaba al balancearse en el aire.....

Pulgada a pulgada, con un descenso que sólo podía apreciarse después de intervalos que parecían siglos... más y más íbase aproximando. comenzaron a abanicar a cada uno de los mercenarios con su acre aliento. El olor del afilado acero penetraba en sus sentidos...

A medida que el péndulo descendía, un fogonazo de luz azulada iluminaba las celdas desde su base, filtrandose por una ranura tan sumamente estrecha. Estos destellos surgían a intervalos regulares, cada vez que uno de ellos iluminaba la habitación, el péndulo parecía estar más cerca de sus cuerpos…


avatar
Khanon Casterel

Mensajes : 21
Fecha de inscripción : 22/09/2012

Estado del Personaje
Nivel: 1
Experiencia:
0/500  (0/500)
Coronas: 0

Volver arriba Ir abajo

Re: Se buscan mercenarios

Mensaje por Morthiz el Dom Oct 07, 2012 5:51 pm

La situación se ponía cada vez más escalofriante, todos habían entrado, pero el rostro de cada uno reflejaba emociones muy distintas, Morthiz no podía asegurar lo que sucedía en la mente de sus dos compañeros, por lo tanto solo podía ocuparse del suyo; el interior de ese pasillo daba a conocer una serie de situaciones plasmadas en sus paredes que solo al verlas trasmitía suspenso y terror, ella no sabía hacia donde dirigirse, mientras el Kaiser tomaba un camino, ella se decidió por continuar en otro, no supo nada más del tipo de la melena azul, no se enteró si le seguiría a ella o a Khanon o si incluso buscaría algún otro camino.

De pronto, el silencio inundó el lugar en el que ella caminaba, solo una voz de espanto se percibió a lo lejos, ella volteó algo asustada, movió la cabeza y se dijo a si misma esperando que ninguno de sus compañeros la escucharan pues talvés pensarían que ella era una miedosa.

–vamos, no es nada, se supone que soy un ser de la noche, estando en este lugar nada me hace peligrar, estoy en la oscuridad, estoy como en casa-.

Y continuó su camino, un órgano comenzó a sonar sin necesidad de ser tocado, la melodía que daba era algo espantosa, en realidad Morthiz se preguntabaa que tipo de truco era ese, pero este mismo fue opacado por el sonido agudo de polifonías compuestas por un Órganum que hacía del lugar un ambiente más extraño. La música no paraba de sonar, cada que avanzaba aumentaba la intensidad y su volumen, las cosas se ponían cada vez más intranquilas

Morthiz continuó caminando, de repente el piso comenzó a temblar y con el, la tensión de ella subió hasta más no poder, el pisó se abrió y ella calló sobre el suelo, la penumbra oscuridad era demasiada.

El piso era de piedra pero estaba muy resbaloso, y al tocar las paredes se podía percibir que estaban hechos sin tener el menor cuidado respecto a las paredes que decoraban el monasterio.

La habitación en la que Morthiz se encontraba en ese momento estaba muy oscuro en el que poca luz llegaba para poder ver las horrorosas imágenes que habían en toda el lugar, un sinfín de figuras demoniacas se podían ver, era un lugar demasiado desagradable, hasta la propia Morthiz sentía escalofríos en ese lugar y contrario a todo lo demás, esas imágenes estaban perfectamente esculpidas, demonios con colmillos relucientes y lenguas cortadas por la mitad que aparentaban las de una serpiente salpicando su veneno.

No paso mucho tiempo para que ella se percatara de que su ropa había sido alejada de su cuerpo y ahora solo vestía un sayo sucio de burda estameña que era demasiado incomodo para estar en un lugar así, pues se le enredaba entre las piernas provocándole caídas constantes, pues como ya mencioné, el piso estaba resbaloso a causa de la humedad y el limo; en el piso solo había un vaso de agua y un pedazo de Pan, a lo que Morthiz se preguntó -¿Qué hace un vaso de agua con un pan en esta habitación?-.

Al estar oscuro el cuarto, Morthiz poco podía ver lo que en ese cuarto había pero al inspeccionar el lugar se dio cuenta de que en el centro había un pozo que poco podía identificarse la profundidad que tenía hasta que un pedazo de la vieja mampostería que bordeaba el pozo se desprendió y se escuchó como golpeaba sus paredes hasta que al fin se escuchó caer.

La mirada de Morthiz ascendió al techo de aquel lugar y grande fue su sorpresa al percatarse de una pintura muy extraña, parecía ser un péndulo de esos que cuelgan de los relojes más antiguos que uno pudiese conocer, parecía moverse pero ¿Cómo podía moverse una pintura dibujada en el techo? Pero en ese lugar todo era posible; el movimiento del péndulo fue confirmado unos minutos después cuando este pareció descender lentamente, la impresión de Morthiz fue basta, no podía asimilar lo que sus ojos estaban presenciando.

Del pozo comenzaron a escucharse unos sonidos meramente raros, parecían uñas que se afilaban y ascendían en el pozo, un montón de ratas estaban subiendo por sus paredes buscando las migajas de pan que se encontraban alrededor del cuarto, el tamaño de esos animales era impresionante y a Morthiz por lo consecuente le causaban asco; los animales corrían por su alimento sin importarles si pasaban por encima de los pies descalzos de la Vampira quien en ese momento casi olvidaba lo que ella era.

Ya casi había pasado media hora desde aquel momento en el que ella había caído a ese lugar, el péndulo ya había descendido mucho más, se había desprendido de la pintura en el techo para pasar a ser una imagen concreta. Se notaba su pesadez y su material macizo con el que estaba construido; a cada movimiento se podía percibir un sonido agudo que provenía de sus viejas raíces que le detenían.

Cada minuto que pasaba, el péndulo bajaba cada vez más, con cada paso se acercaba más al cuerpo de Morthiz y con ello, el temor por ser atravesada por el filo de aquel instrumento de muerte utilizado para matar a todos aquellos que faltaran a las leyes del gobierno. Morthiz no sabía que hacer, se movía por todos los rincones de la habitación pero no se sentía segura realmente, recordó el pozo y precisó protegerse ahí, con mucho cuidado se metió en el, procurando no caer al fondo, se colocó muy bien y se enlazó con algunos orificios de ladrillos que se habían zafado con el pasar del tiempo. así decidió protegerse al menos hasta sentirse a salvo de ese tremendo instrumento.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] Sepulta mi Mirada y Crucifica mi dolor [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] Esta noche tu vampiro soy yo [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Morthiz

Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 01/10/2012
Edad : 26

Estado del Personaje
Nivel:
Experiencia:
0/0  (0/0)
Coronas: 0

Volver arriba Ir abajo

Re: Se buscan mercenarios

Mensaje por Varg Øystein el Lun Oct 08, 2012 7:13 pm

Cada uno de sus “camaradas” había tomado un sendero distinto, Varg siempre individualista no tenía intenciones de formar alianzas ni de seguir a nadie, por lo que se retrasó y observo el lugar en búsqueda de algún objeto que pudiera servirle como un arma improvisada. Una antorcha afirmada a un rustico pedestal en uno de los muros parecía lo único medianamente útil, además de proporcionarle una tenue iluminación en los largos pasillos de aquel fétido lugar podría eventualmente usarla como arma, se aproximó para tomarla, pero antes de poner sus manos en ella el rebote del sonido proveniente de uno de aquellos endemoniados artefactos de sonido de los sureños taladro sus oídos; aquella fúnebre y siniestra melodía era para Varg como el aullido del propio guardián del averno… Tan demencial que penetraría en el corazón del mas aguerrido de los hombres infundiendo el miedo, tan estridente y bello que sería imposible de ignorar.

Varg centro su mente en un único objetivo, la antorcha, se repetía mentalmente que toda esa parafernalia era un truco para diezmar la voluntad de aquellas mentes débiles y supersticiosas ¿Quién si no el mismo? Había escupido en la cara de los mismos dioses burlando a la muerte en el campo de batalla casi una veintena de veces… “Ja… Sureños!! Les hace falta mejores trucos” pensó Varg y casi como si los dioses antiguos le hubieran castigado por su arrogancia el piso se abrió haciéndole caer desde la luz hacia la penumbra.

Golpeo el muro con su espalda mientras caía y finalmente el piso casi de cabeza, tardo casi diez minutos en sobreponerse al violento impacto, de no ser que parte de su caída fue absorbida por el hombro quizás se habría roto el cuello o fracturado gravemente la cabeza, si se hubiera tratado de un hombre común y no de un licántropo quizás ese habría sido su destino. Se puso de pie con cierta dificultad y mientras su visión se aclaraba visualizo los muros repletos de figuras diabólicas con deidades viles y ponzoñosas… Era la primera cosa que no le resulto extraña en absoluto, al contrario, Los Pikthos acostumbraban a hacer lo mismo en cuevas, templos y sepulturas, muchos de aquellos demonios le parecían familiares, aunque otros ni siquiera remotamente conocidos, entre los que reconocía destacaban “Ornluk” El príncipe de los malditos junto a sus tres hijos “Gorgoroth”, “Dhalkiel” y “Midian” según la mitología de los Pikthos representaban la triarquia de los males que algún día destruirían a los hombres de Asmara, la ambición, la traición y la lujuria.

Varg no había notado aun como el costado derecho de su rostro tenía un corte en la parte superior de la ceja de la cual emanaba un caudal generoso de sangre sino hasta cuando se percató de que las pieles que orgullosamente vestía, habían sido reemplazadas por una túnica similar a las de los monjes en los templos… vio algunas gotas de sangre sobre su nueva tenida, sin embargo muy lejos de darle importancia a su herida se sintió enojado por el cambio, aquellas pieles eran sus trofeos de caza además de su tenida habitual; por lo demás eran mucho más cómodas y prácticas que ese tonto trapo largo que llevaba puesto.

Había desperdiciado entre recuperarse del golpe y refunfuñar mentalmente sobre su nuevo atuendo alrededor de 20 minutos, para cuando los roedores incluso más grandes que los de las estepas y eso ya era mucho decir comenzaron a correr de forma multitudinaria hacia el trozo de pan que había en el piso junto a un cántaro de agua. Varg solo se percató de la trampa mortal en la que estaba metido por medio del sonido del mecanismo que hacia funcionar el péndulo cuando este ya había conseguido una velocidad considerable; agoto los medios para intentar salvar su pellejo, busco en los muros algún mecanismo o pared hueca que poder echar abajo sin tener resultados satisfactorios, cogió a uno de los ratones y los arrojo hacia el resorte que parecía ser la fuente de la fuerza del péndulo… naturalmente el roedor fue triturado por la fuerza de la máquina.

“piensa Varg, piensa!!” se repetía mentalmente mientras el tiempo se le acababa y sus ojos recorrían la habitación en búsqueda de una respuesta, el agujero en el piso del cual provenían las ratas parecía la única salida, sin embargo esa respuesta lastimaba el orgullo del joven Bárbaro… Tener que huirle a un desafío no era los suyo; tomo el cántaro con agua y lo arrojo con desesperación contra el péndulo golpeando por pura coincidencia el vástago que le daba estabilidad al péndulo, este se vino abajo estrepitosamente

“yeeeah!! Hahaha!” Rio Varg, apenas pudiendo creer que su suerte cambiara de forma tan repentina, pero su festejo duro poco, pues si bien ya no sería destrozado por el péndulo, el techo seguía bajando aún más rápido que antes; tuvo que utilizar aquella misma salida que había despreciado con anterioridad en orden de evitar ser aplastado; dejándose caer por aquel oscuro pozo ignorando por completo a donde podría llevarle.
avatar
Varg Øystein

Mensajes : 35
Fecha de inscripción : 25/09/2012

Estado del Personaje
Nivel: 1
Experiencia:
0/500  (0/500)
Coronas: 0

Volver arriba Ir abajo

Re: Se buscan mercenarios

Mensaje por Khanon Casterel el Vie Oct 26, 2012 1:23 pm

A pesar de su naturaleza indómita y salvaje Varg tenia un amplio sentido de la improvisación había sido el único que se le había ocurrido ir a agarrar una tea desafortunadamente no le había dado tiempo ya que la trampa había sido accionada de inmediato

Coger el cántaro y arrojarlo había sido una idea ingeniosa que si bien no detuvo la amenaza le permitió ganar algo de tiempo para arrojarse al pozo, al caer al agua cientos de ratas se le abalanzaron para morderle con la intención de matarlo

Morthiz por su parte había sido más prudente quedando en medio sin caer al agua pero al mismo tiempo protegiéndose del péndulo, el permanecer ahi suspendida en la boca del pozo, la ponía en una posición segura

Khanon por su parte no había sido tan ingenioso pues el pozo no se veía nada bien y no hallaba la formula de evadir el péndulo, finalmente ya desesperado se aventó al pozo, pero en veza de caer al agua, como Varg su caída nunca se detuvo Casterel cayo, interminablemente, infinitamente, sin poder detenerse, una caída eterna que no correspondía a la realidad

Afortunadamente para el y para el Lycan todo había sido un sueño. Los aventureros se hallaban dormidos en las bancas del atrio del templo; uno a uno, comenzaron a despertar y a darse cuenta de que todo había sido un sueño….

Spoiler:


Música de ambientación, Despertar en el templo

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]




Todos tenían sus cosas y sus ropas intactas; cada uno, por instinto, salió de forma individual del templo

Khanon se levanto de inmediato al ver el órgano, pues tenia miedo de que el suelo se volviese abrir y volver a caer, afuera del templo ,Ser Baratheon estaba sentado sobre un escritorio, con las manos juntas y la mirada perdida, como si se hallase meditando los resultados de aquella imaginaria misión.

Cada aventurero se acercó solo, de forma individual; a cada uno Baratheon le dijo lo mismo y le entregó un mapa que marcaba la ruta que, temprano, debían seguir para llevar el cargamento

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

En el caso de Varg,. Baratheon traía ya un viejo y empolvado encuadernado de dialectos bárbaros, selecciono uno de tantos dialectos al azar, no sabía si correspondía a la lengua del azul, o si estaba pronunciando correctamente, pero intento comunicarse lo mejor que pudo

Bien, has superado la prueba del templo, toma este pergamino y estos vales, este es el camino que seguirán tu y tus compañeros, donde esta la línea gris trazada. En teoría, no deberán encontrar problema alguno, los paramos por los que van a ir son desolados, aunque los espías de la orden han revelado la posible existencia de un campamento orco. Asi como de posibles bases militares del gobierno sedeño, que son los círculos rojos las cuales obviamente deben evitar

El cargamento ira bordeando la selva, no se adentraran, la ruta esta trazada para que ni los soldados ni los orcos los molesten, aunque nunca se sabe donde acamparan bandoleros o alguna tribu de bárbaros nómadas, esa es la razón por la cual mandaremos una caravana señuelo, esta se adelantará lo suficiente y preparará el camino, es por eso que los estoy contratando, y dado que les pagaré hasta que lleguen a la Baronia, el capitán Mala Cara será su jefe


"Mala Cara" Interesante mote para un capitán, pensó Khanon, El Kaisser no pudo evitar el imaginarse a un recio guerrero con la cara marcada por años de lucha

Ser Baratheon abrió el cajón y extrajo los legajos, tendiéndole los vales al mercenario en turno


Toma esto y enséñalo al posadero de "La Bondiola", lo que hagan o no esta noche, no es de mi incumbencia, comed y bebed hasta hartaros, la Orden pagara todos los gastos en la posada, mañana justo al amanecer´, el capitán Mala cara los espera fuera de ese mismo sitio, con el cargamento. No creo que este de mas decirles que si traicionan a la Orden, o desertan, su vida será el precio a pagar


La voz del hombre era fría y átona, una mirada de malicia y burla se mezclaba en su con la sonrisa de autosuficiencia que exhibía ante cada uno de ellos







avatar
Khanon Casterel

Mensajes : 21
Fecha de inscripción : 22/09/2012

Estado del Personaje
Nivel: 1
Experiencia:
0/500  (0/500)
Coronas: 0

Volver arriba Ir abajo

Re: Se buscan mercenarios

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.