La Senda Azul

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La Senda Azul

Mensaje por Azul Kajira el Jue Oct 04, 2012 9:08 pm

La hacienda de Kaldor estaba a diez kilómetros de lago muy cerca del centro de Sendaria, uno de los tantos reinos olvidados de estos parajes

Habia varias casas de adobe a los alrededores y un complejo de cobertizos, establos, gallineros y palomares, todos ellos de sólida y rustica construcción y abiertos a un patio central con una puerta resistente en la entrada. A lo largo de la galería que recorría el piso superior se hallaban las habitaciones, algunas de ellas espaciosas y otras muy pequeñas, en las que vivían los mozos de labranza que araban, sembraban y quitaban las malas hierbas de los extensos campos al otro lado de los muros.

La hacienda tenía fama en toda la comarca de ser el mejor lugar para vivir y trabajar en veinte leguas a la redonda. En la taberna del pueblo cercano los parroquianos pasaban veladas enteras en minuciosas descripciones de las comidas casi milagrosas que se servían con regularidad en los comedores. Era frecuente ver a los peones de otras fincas, menos afortunados, saborearse, al escuchar la descripción de uno de los legendarios patos asados que ahí se servian y la fama de la hacienda del acaudalado Kaldor establecido desde hace generaciones ahi

En toda la hacienda se respiraba una cálida y bulliciosa seriedad comodidad y seguridad. Era casi palpable el olor casero y hogareño y los sucesos aunque rápidos eran concluyentemente domésticos

La cocina como dije era famosa en toda la región ,era una sala alargada de techo bajo llena de hornos y cacharros y grandes asadores que giraban lentos en unos hogares de forma arqueada parecidos a cavernas.

Había en la estancia largas mesas de trabajo sólidas y pesadas donde se amasaban las tortas de pan, se partían los pollos y se cortaban a dados las zanahorias y el apio con grandes cuchillos curvos en movimientos rápidos y precisos.

El centro de la cocina y de todo cuanto sucedía en ella era la Matrona Samira quien parecía capaz de estar al mismo tiempo en todas partes.

Aunque en la cocina trabajaban varias personas más, no había hogaza de pan, estofado, sopa, asado o verdura que saliera de ella y no hubiera sido tocado al menos una vez por la Matrona, era más alta que las demás mujeres de la hacienda de kaldor —casi tanto como un hombre— era bonita, pero su expresión era siempre seria, incluso severa. Tenía el cabello largo y muy oscuro, casi negro, con un único mechón de canas blancas como la nieve sobre la ceja izquierda.


Afuera de La hacienda habia un letrero que decía "Se solicita niñera"


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Azul Kajira

Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 18/09/2012

Estado del Personaje
Nivel: 1
Experiencia:
0/500  (0/500)
Coronas: 0

Volver arriba Ir abajo

Re: La Senda Azul

Mensaje por kerly el Vie Oct 05, 2012 11:34 am

Kerly había vagado por varios pueblos buscando alimento y bebida, pues en muchos lugares no había fruto alguno que pudiese cortar de los árboles, para su asombro, todos los que encontraba estaban ya cosechados o podridos, realmente no había mucho de donde elegir, lo poco que existía era insípido y a veces poco comestible, pero era la única forma en la que ella podría sobrevivir sin dinero.

Había aprendido a cazar con ayuda de su arco y flecha, después de todo ese era uno de sus grandes talentos; solía caminar por días hasta encontrar algún pueblo nuevo y así fue como llegó a Sendaria, un reino muy diferente a todos los que había conocido con anterioridad; este lugar estaba olvidado, casi nadie lo frecuentaba. Al llegar al lago de este sitio para beber un poco de agua y al levantar el rostro, identifico a lo lejos una hacienda en la que probablemente habría alimento o al menos algo de trabajo para conseguir dinero y comprar un poco de comida.

Caminó por días para llegar a su destino, aproximadamente 10 kilómetros de distancia. Cuando al fin se encontró en las afueras de la hacienda, lo pensó mucho para acceder a ella, sentía miedo de que ahí la fueran a atacar como en muchos lugares anteriores ya lo habían hecho, ella sabía perfectamente que a pesar de su fuerza y de su habilidad con el arco, no siempre iba a salir triunfadora en las batallas pues estaba sola. Después de pensarlo mucho, optó por entrar a los recintos de aquella hacienda ¿Su nombre?, La hacienda de Kaldor.

Con asombró observó todo el lugar, habían casas de adobe, establos, gallineros y palomares todos construidos de manera. Tan solo al estar ahí, Kerly se percato que el lugar era muy tranquilo, pues se respiraba un ambiente sereno y seguro.
Con anterioridad había escuchado hablar de esta hacienda, en otros pueblos comentaban sobre ella, al parecer tenía una fama impresionable sobre el hecho de ser un lugar apto para vivir y trabajar de manera armoniosa.

Kerly moría de hambre y el olor que salía de la cocina del lugar hacía que despertara en ella una ansiedad por comer que ni siquiera ella podía controlar, al voltear a ver, observó como la cocina tenía unos asadores, hornos y cacharros, pero a simple vista se notaba que la comida de ahí era muy exquisita, o al menos eso había escuchado en una ocasión.

Todo se veía tan agradable, los pueblerinos no se veían agresivos o de armas tomar, más bien, aparentaban ser pacíficos. El lugar le había gustado a Kerly y ante la necesidad de comer, pensó en buscar algo de trabajo, sin importarle lo que fuese; así vio un cartel a las afueras de la hacienda que decía “Se busca Niñera” y supuso que no sería trabajo difícil para ella y decidió ir a pedir información


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] Los caminos se opacan con los actos impuros [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
kerly

Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 04/10/2012

Estado del Personaje
Nivel: 1
Experiencia:
0/500  (0/500)
Coronas: 0

Volver arriba Ir abajo

Re: La Senda Azul

Mensaje por Azul Kajira el Vie Oct 05, 2012 9:25 pm

Aret era uno de los tantos granjeros que trabajaba en la hacienda, había estado toda la mañana arreglando un pedazo de cerca y ahora arreglaba uno de los rosales cuando escucho unos pasos que caminaban en dirección a el, escucho una voz femenina que preguntaba sobre el trabajo de niñera pero el ni siquiera levanto la cabeza seguía muy ocupado con sus rosas

Si un momento, yo la guiare

Siguió haciendo su trabajo sin volverle a prestar atención a Renly una vez que termino de abonar contemplo satisfecho su trabajo , luego se acordó de la chica y la volteo a ver, y se llevo su sopresa al ver que era una nativa, ya que el en su escaso conocimiento del mundo exterior desconocía la existencia de las amazonas, por lo que supuso que era una chica nativa de alguna tirbu de las montañas, contemplo regocijado al ver que era bonita y por su atuendo intuyo que era una excelente cazadora y guerrera, quizá no era el perfil perfecto para cuidar niños pero con esa hermosa sonrisa y ese bello cuerpo ¿a quien le importaba?, se limpio la mano llena de tierra y apenado le extendió la mano

Le ruego me disculpe, ¿así que viene por el trabajo de niñera? A la matrona le dará mucho gustoso y Aret sígame por favor

Caminaron juntos hasta la cocina el rostro de la Amazona se reflejaba en un centenar de cazos y ollas y cuchillos y cucharones de largos mangos colgados de los ganchos en las paredes encaladas.

La matrona venia de las despensas Al encuentro de Kerly y Areth cuando este le hablo

Tia Samira, esta muchacha se presento para el trabajo de cuidar a los niños

Samira: Ah vaya... en ese caso permítame un minuto…

La matrona se dispuso a quitarse los guantes cuando un menudo y vivaracho, niño gordito con pecas y pelirrojo de unos catorce años con un delantal ce cuero, se acercó fresco e impertinente

Jeremy: ¡Ya llegue! Tengo hambre ¿A que horas cenamos?

Este es uno de ellos. Que hay que cuidar.-Explico a Kerly y luego se dirigió al muchacho.- No nos molestes, y todavía falta mucho para la hora de la cena ¿No ves que estamos ocupados? Te dije que limpiaras muy bien las cazuelas

Jeremy: Ya las Limpie-protesto el chiquillo enojado- Ya casi me se de memoria, cada ranura y grieta que tienen esos cazos ¿Quién es esta joven? es muy bonita, … Me gusta su cabello le brilla mucho ¿de donde es?

Samira: Haces demasiadas preguntas, te he dicho, que no molestes, vete a jugar
Sin embargo La amazona Kerly ejercía una atracción casi Hipnótica sobre el pelirrojo,

Aret: Si el niño le molesta, señora Samira, le ordenaré que se vaya

Samira: No me molesta, Areth—solo que el chiquillo está lleno de preguntas.
Respóndale a una y le hará una decena más.

Aret: Los niños son así. Yo también era preguntón cuándo niño.
El niño prestaba poca atención a lo que decían los dos adultos sobre el, estaba mas que embobado con la Amazona

Jeremy: Oye mujer del carcaje… ¿Eres casada?

La matrona se giro y le dio un firme tirón de orejas le obligó a volver la cabeza. Al parecer la matrona tenía una especial manía con sus orejas.

Samira: Esas preguntas no se hacen, son cosas de Adultos

Dijo en tono rotundo y concluyente, y le advirtió ella mirándolo fijamente con un fuego en los ojos como el pequeño no había visto nunca hasta entonces.

Jeremy: Creo que tengo derecho a saberlo —insistió él en tono ofendido. Quiero saber si la invitada es casada? Y sino lo es con quien se va a casar…

Exasperada, y harta por esa sarta de tonterías la matriarca preguntó enfada al niño

Samira: ¿No tienes nada que hacer?

Jeremy: No. en realidad, no.

Naturalmente, eso fue un error.

Samira: Muy bien —dijo entonces la mujer, mientras lo cogía de una de sus orejas—. Es hora de que empieces a ganarte el pan. Encontrarás más ollas sucias en el fregadero. Me gustaría que las limpiaras a fondo.

Jeremy: No sé por que te enfadas conmigo —protestó, en un intento de escabullirse

Samira: El fregadero….

El niño se fue a limpiar más ollas y entonces la matriarca se dirigió a Kerly

Samira: Le ruego me disculpe por las impertinencias del chico, me llamo Samira, soy la tia de uno los chicos a los que hay que cuidar, espero te gusten los niños como puedes ver se necesita un poco de paciencia para el trabajo ¿Cómo te llamas? No pareces de por aquí


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Azul Kajira

Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 18/09/2012

Estado del Personaje
Nivel: 1
Experiencia:
0/500  (0/500)
Coronas: 0

Volver arriba Ir abajo

Re: La Senda Azul

Mensaje por kerly el Dom Oct 07, 2012 3:14 pm

Kerly se dirigió a un hombre que se encontraba abonando unas rosas quien poca atención le prestó en un principio pero cuando término el trabajo, volteó hacia ella y admirado por su belleza le indicó lo que debía hacer para adquirir el trabajo. Kerly solo puso atención cuando el hombre nombró a la Matrona Samira, seguramente ella era la que podría contratarla y explicarle lo que tenía que hacer siendo niñera.

El hombre la dirigió hacia la cocina en donde ella solo observaba el lugar preguntándose que tanto hacían con todos esos instrumentos que ahí se encontraban, después de todo ella no sabía lo que era cocinar en una olla o incluso utilizar un sartén para freír pollo o cualquier otro tipo de carne.

En eso vio entrar a una mujer quien supuso era la tal Samira de quien el hombre aquel le había platicado, aparentaba una rudeza pero no le constaba del todo y cuando Areth le dijo que ella había llegado por el anuncio, Kerly dio unos pasos hacia atrás con un poco de temor a la reacción de la matrona.

Cuando vio entrar a un pequeño regordete pelirrojo, Kerly sonrió ante pequeño escandaloso, le causó algo de ternura pues tenía mucho tiempo que no tenía la fortuna de ver a un niño. Aunque también le pareció algo prepotente para su edad, pues se dirigió a la matrona de una manera irrespetuosa.

El pequeño se atrevió a tirarle una serie de preguntas instantáneas que a Kerly poco tiempo le dio para meditarlas y antes de que ella lograse responder, la matrona intervino pidiéndole al niño que callara y aunque este no obedeció a la primera, Samira encontró la manera para poderlo mandar fuera de ahí.

La matrona se dirigió a kerly y le hizo la pregunta básica, cual era su nombre y de donde venía, a lo que ella contestó:

-Mi nombre es Kerly, como podrán ver no soy de estos rumbos, pero tengo hambre y no tengo recursos suficientes para costearme el alimento y mucho menos un lugar donde acogerme, pero vi el anuncio de la entrada de la hacienda sobre ser niñera, creo que puedo realizarlo, ya conocí a uno de los que tendré que cuidar, así que no creo que sea trabajoso-.

Kerly se dio a conocer muy segura de lo que estaba haciendo y diciendo, aunque en sus adentros tenía algo de miedo, el niño gordito que se había presentado a sus ojos se veía muy preguntón y las personas del lugar aparentaban ser un poco juzgones y ella no sabía si podría seguir en ese lugar por mucho tiempo con las prendas de ropa que le acompañaban.

Volteó la mirada a la matrona Samira y le pidió le indicara exactamente lo que tenía que hacer y si debía utilizar algún tipo de ropa, suplicándole que fuese lo más ligera posible.
avatar
kerly

Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 04/10/2012

Estado del Personaje
Nivel: 1
Experiencia:
0/500  (0/500)
Coronas: 0

Volver arriba Ir abajo

Re: La Senda Azul

Mensaje por Azul Kajira el Dom Oct 07, 2012 7:19 pm

La matrona escucho sus palabras complacida, y cuando esta termino hizo un gesto gustosa, aunque sus mirada seguía siendo severa, su sonrisa no lo era
Samira : No te preocupes “ mija” aquí jamás te faltara comida, lo único que tendrás que hacer es tener vigilados a estos niños cuidarlos, Jeremy es uno de ellos, como bien dijiste ya conocerás a los otros dos es una niña y otro niño, por la ropa no te preocupes eso no es importante… Además se te pagara bien, setecientos siervos de cobre semanales, Debes estar cansada, ve con Aret el te llevara a tu habitación…

La señora Salmira le hizo una leve reverencia y se retiro a seguir preparando la cena

El intendente, quien miraba a la sensual amazona de forma disimulada, dejando volar su imaginación mientras ella hablaba con la matrona, rápidamente asintió respetuoso y con un gesto, la invito a seguirlo, luego condujo a Kerly por el interior de la hacienda, por los majestuosos frontones y las pintorescas marquesinas, rodeados de grandes murallas y imponentes torreones con grandes jardines y áreas vitícolas

Riquísimas puertas delicadamente talladas y en conjunto, bóvedas, pilares, muros, chambranas, artesonados, puertas, estatuas, todo recubierto de arriba a abajo por una espléndida pintura azul y oro

Los pasillos eran curtidos y fríos muros de piedra. Por fin llego a su habitación con pinturas murales escenas de una hermosa diosa elfica conduciendo a una horda de Tifflis a una montaña

La habitación era con paneles de madera y ventanales vidriados, la cama era un lecho con herradura con dosel, había un armario con diversos corsettes y vestidos de terciopelo con rosas doradas bordadas en las mangas

Y en el cuartito contiguo estaba la tina era un cuero de fijado sobre un manto de madera alineado a lo largo de la pared, al lado había una caseta de agua vaporosa con rocas porosas calentadas al rojo vivo que mantenían caliente el agua

Todo era viejo pero bastante limpio

Aret: Puede disponer del baño si así lo desea señorita asi como de la ropa que hay en el armario , la cena será servida en un par de horas…

La verdad es que al intendente no estaba muy contento con la idea de que la chica dejara su provocativo y sensual atuendo y se pusiera aquellos engorrosos vestidos, pero era parte del protocolo de la hacienda recibirla bien, y hacerla sentir como en casa a sus invitados era una tradición de la hacienda, así que lo mencionó, aunque rogaba porque siguiera con su vestimenta habitual, se quedo ahí esperando que a ver si no se le ofrecía nada mas para dejarla sola… pues sabia que La señora samira le tendría algún otro encargo


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Azul Kajira

Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 18/09/2012

Estado del Personaje
Nivel: 1
Experiencia:
0/500  (0/500)
Coronas: 0

Volver arriba Ir abajo

Re: La Senda Azul

Mensaje por kerly el Dom Oct 07, 2012 9:00 pm

Kerly vió la reacción de Samira y pensó que todo estaba bien y que la había convencido con su diálogo lo cual se confirmo poco después cuando la Matrona le dijo que por comida no se preocupara, realmente eso era lo que más le interesaba en ese momento pues ya sentía un duelo en su estómago, Kerly se sintió a gusto con las palabras que la matrona Samira le había dedicado, pensando que por fin había llegado a un lugar estable en el que se podía refugiar al menos un buen tiempo.

Aparentemente había olvidado por completo a su familia, a quienes había dejado en Temysciria después de alejarse, pero la verdad es que a pesar de ser una mujer fuerte y guerrera, tenía sentimientos de vulnerabilidad que la hacían recordar a todas sus compañeras amazonas.

Cuando la matrona Samira se despidió de ella con una reverencia, Kerly le contestó aunque no entendía exactamente lo que significaba ese acto, pero aun así le imito.

Aret la miraba con ojos sucios, le recorría el cuerpo de una manera morbosa que Kerly se sentía un poco incomoda y ante la orden de Samira, no le quedó de otra que seguirle para llegar hasta la habitación en la que ella se acomodaría. En realidad a ella no le agradaba mucho el intendente, era como tener a un mirón en cada instante, sentía su mirada por todo su cuerpo y eso en verdad le hacía sentir de lo más asqueada.

Pudo percatarse del lugar y de sus muy detalladas estructuras, era un lugar muy acogedor, la hacienda era un sitio muy prospero y se podía oler el aroma de un ambiente tranquilo y muy satisfactorio.

La habitación en la que ella estaría era muy bonita, tenía decorados muy atractivos, la puerta era de manera y se veía muy elegante, las ventanas dirigían a las afueras del patio y se podía apreciar a los niños jugando por toda la extensión, todo parecía a simple vista muy sereno, pues si la propia matrona Samira había mostrado una actitud positiva y muy suave, pues era de suponer que el resto de los trabajadores serían igual o mejores.

Cuando entró al cuarto y vio la ropa que había en el closset, lo pensó dos veces antes de decidir si ponerse alguna de las prendas que ahí se encontraban, pues al ser una Amazona, el calor es uno de sus más grandes enemigos y aunque la zona en la que se encontraba no era muy calorosa, debía permanecer lo más ligera posible.

Aret le dijo que podía disponer del baño pero ella al verlo no le agrado mucho, pues contaba con agua casi hirviendo lo cual significaba para ella la muerte. Al ver que el intendente se quedó ahí esperando a que ella le pidiera algo pues lo único que le pidió a Aret fue que si podían facilitarle un poco de agua fría pues no estaba acostumbrada al agua caliente que salía de las rocas porosas.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] Los caminos se opacan con los actos impuros [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
kerly

Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 04/10/2012

Estado del Personaje
Nivel: 1
Experiencia:
0/500  (0/500)
Coronas: 0

Volver arriba Ir abajo

Re: La Senda Azul

Mensaje por Azul Kajira el Dom Oct 07, 2012 10:03 pm

El intendente atendió rápido el requerimiento de la joven llevando a la habitación varios cubos de agua fría y tibia los cuales llevo en dos viajes, al cerciorarse de que la amazona disponía de todo lo necesario para un fresco y relajante baño, el intendente se marcho dejandola sola en su aposento

Dos horas después llamo a su puerta, la cena estaba lista, la amazona lucia aun más bella recién bañada

Aret : Oh! Vaya señorita luce usted encantadora. ¡No la había reconocido! Sígame por favor la están esperando

Le ofreció su brazo esperando que ella lo tomara, aunque quizás la chica por su procedencia nativa, no sabría entender la exquisitez y matiz de tal gesto, no le dio mucha importancia y la condujo por un área remodelada, no lucia todo viejo sino mas nuevo y menos rustico, cada ornato destilaba cierta feminidad que hacía pensar la condición sexual del dueño

Cuando La amazona entro en el área del comedor pudo ver un lugar acogedor y agradable, el piso de mármol pulido, la mesa de madera de cedro labrado a mano, los respaldos de los sillones eran de piel de Gorgona y el de las sillas de piel de minotauro y una cristalera como centro de mesa , flanqueado a su vez con varias vitrinas y algunos escudos decorativos

Solo había tres personas sentadas, que bebían y reian a carcajada limpia, el primero un Barón muy elegante vestido con una espléndida casca de brocado colores rosa y oro y una llamativa pechera de encaje y calzaba chinelas, de tacones que hacían juego, su cabello rubio y muy rizado, evidentemente un tipo muy afeminado, quizás el mas afeminado que sus ojos verían jamas, estaba sentado a la derecha de la cabecera, y en esta, el dueño de la hacienda Kaldor, un señor con una frente prominente seña inequívoca de un intelecto desarrollado, vestido con una especie de sotana alegórica con rosas bordadas; quien parecía muy divertido con las anécdotas que este el contaba, al izquierda estaba una mujer con un vestido negro muy sobrio de corte elfico

Nicholas: ...Pero yo pienso que son idiotas, claro los nobles de la ciudad nos llaman a nosotros caza-conejos pero nosotros los nobles de los feudos los llamamos a ellos lacayos del rey...

Kaldor : Jajajajaja es muy divertido lo que me cuentas, ¡como pasan rápido los años! oh parece que llego nuestra invitada…

Los comensales Fijaron su vista en la amazona, el cardenal volteo a ver a la señorita del vestido negro que tenia alado y le hizo una leve y casi imperceptible señal con el pecho, los cuatro guardias que estaban dispuesto en cada una de las esquinas y que parecían ni siquiera parpadear se pusieron muy atentos a la señal

Areth: Señor la señorita Kerly, ella es la que se presento para cuidar a los niños de la hacienda

Anuncio el gestor mientras se inclinaba y hacia una reverencia

Kaldor:: Adelante por favor, Yo soy Kaldor, dueño de esta hacienda, el es el Conde Nicolás Lefent .. Por favor tome asiente nos honrara tener su presencia en la mesa…


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Azul Kajira

Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 18/09/2012

Estado del Personaje
Nivel: 1
Experiencia:
0/500  (0/500)
Coronas: 0

Volver arriba Ir abajo

Re: La Senda Azul

Mensaje por kerly el Lun Oct 08, 2012 10:51 am

En cuanto el intendente le hizo favor de llevarle el agua fría que ella había solicitado, se retiró de la habitación dejándola plenamente sola disponiéndose a tomar un fresco y ya merecido baño refrescante; se colocó suavemente en la tima y comenzó a verterse agua por todo su cuerpo, cada gota de agua que caía en su piel era motivo de exquisitez para ella.

Cuando terminó su baño uso una toalla para poder taparse mientras elegía el atuendo que llevaría, lo cual se le hizo meramente difícil, pues casi todo lo que había en el closet era pesado y a su criterio, muy caloroso. Comenzó a buscar entre todo lo que ahí había hasta que encontró un corset estilo estraple que no le llegaba más abajo del ombligo, sin duda muy coqueto para todo aquel que la viese, también halló una falda muy cómoda que la hacía sentir lo suficientemente fresca.

Aret tocó a la puerta avisando que la cena estaba servida, cuando ella salió de su habitación, se encontró con él quien la vio de pies a cabeza mostrando una mirada de asombro, le ofreció su brazo, pero Kerly no entendió lo que ese gesto significaba, jamás había visto tal acto, por tanto no dio respuesta al hombre, empero, continuaron hasta el lugar donde servirían la cena.

El lugar era muy atractivo, las decoraciones eran de un gusto muy femenino, aparentemente una dama había sido la que había puesto manos a la obra en ese lugar, pero el dueño no era precisamente una mujer.

Al llegar al comedor, solo estaban tres personas sentadas ahí, uno que parecía ser muy femenino, pues su atuendo daba mucho de que hablar, siendo varón no era preciso que vistiese así, el otro hombre notaba a simple vista su enorme capacidad intelectual y a su lado una mujer voluptuosa que vestía telas negras.

Las conversaciones que esos hombres sostenían eran muy ajenas a Kerly, ella no entendía nada de lo que estos personajes platicaban, en eso, uno de ellos giró el rostro anunciando su llegada, todos voltearon a ver a Kerly con mucho asombro, en realidad ella también se preguntaba quienes eran los que se encontraban sentados a la mesa, seguramente uno de los dos caballeros que estaban ahí era el dueño y a juzgar por las decoraciones de la hacienda, casi podía asegurar que el dueño era aquel hombre que vestía de una manera muy opuesta al sexo que correspondía, pero ella solo se inclinó a observar a los ahí presentes.

Aret la presentó con los presentes, diciendo que ella sería la nueva niñera, a lo que uno se levantó diciendo que el era Kaldor, el dueño de la hacienda, continuó diciendo que el de su lado era el conde Nicolás Lefent, la invitó a sentarse y ella hizo caso a la invitación. Se acomodó a la mesa y esperó a que le llevarán la cena para comenzar a platicar.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] Los caminos se opacan con los actos impuros [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
kerly

Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 04/10/2012

Estado del Personaje
Nivel: 1
Experiencia:
0/500  (0/500)
Coronas: 0

Volver arriba Ir abajo

Re: La Senda Azul

Mensaje por Azul Kajira el Jue Oct 25, 2012 3:18 am

Entro sin decir nada, se acomodó y todos los presentes se le quedaron viendo y luego se vieron entre si, no había dicho ni una sola palabra solo obedeció y se sentó, durante medio minuto hubo un incomodo silencio

Parece que no es muy platicadora nuestra invitada
.- dijo la de negro con cierta sorna y sin quitarle la vista de encima durante toda la reunión, escudriñándola con la mirada

Díganos señorita ¿como se llama?
Dijo el cardenal queriendo hacer un poco de conversación con la tímida valkiria

Luego llegaron los meseros y se dispusieron a servir los entremeses de especias de vegetales raros como trufas blancas con pimienta y mostaza a la par que vino tinto era servido en las copas…una vez servido los platos el conde Lefent fue el que retomo la conversación, mirando a la bella chica con ojos picaros y sonrisa bufonesca

Háblenos un poco de usted señorita, ¿de donde viene? ¿Quiénes son sus padres?


Espero su respuesta muy atento ella era la segunda estrella de la noche todos atentos a l o que la amazona decía y sin quitarle la vista hasta que llego la verdadera estrella de la noche; el Jamón ahumado de la matrona Salmira, realmente un manjar para dioses, servido con empanadas de zarzamora y pichón, el vino elaborado con cascara de coco era servido en copas de madera, y de postre estaban programado cuencos de arándanos con natillas

Luego fue la dama ataviada de negro la que retomo la conversación desdeñosamente

¿Le ha gustado la habitación que hemos reservado para usted?


Repiqueteó en el borde de la mesa con las uñas a la espera de su respuesta, todos se miraban entre ellos intentando hacer platica, la cena transcurría sin mucha pena ni gloria en cuanto a conversación, salvo las respuestas que pudiera dar la amazona aunque la cena era sobrenaturalmente exquisita, como si fuese preparada para reyes, y. A la hora del postre , los penetrantes ojos del cardenal se clavaron el los profundos y bellos ojos de la amazona, y luego el cardenal dijo

Me dicen que usted ya conoció a Jeremy El jovencito huérfano de la hacienda, aquel del que nadie se ocupa, quiero que lo proteja, ese niño es muy importante, por razones que no le puedo rebelar, solo quiero que lo cuide que este al pendiente de él y que lo vigile se supone que la Matrona Samira esta a su cargo, quiero que usted los cuide a ambos pero sin que estos se enteren durante algunos meses, cuando terminemos la cena hay algo que quiero mostrarle



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Azul Kajira

Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 18/09/2012

Estado del Personaje
Nivel: 1
Experiencia:
0/500  (0/500)
Coronas: 0

Volver arriba Ir abajo

Re: La Senda Azul

Mensaje por kerly el Jue Oct 25, 2012 10:28 am

Kerly no estaba acostumbrada a sentarse a una mesa y comer junto a otras personas, podría decirse que sentía un poco de temor ante tal situación en la que se encontraba, ni siquiera sabía como tomar un tenedor en mano, pero eso que importaba, lo que más le incomodaba eran las miradas fijas que los tres ahí presentes le habían dirigido desde que apareció en el comedor.

En efecto, la amazona no era muy platicadora como afirmó la mujer del vestido negro.

-Me llamo Kerly- Se limitó a contestarle cuando el cardenal le preguntó su nombre. Claro está que el no esperaba tan corta respuesta por parte de la invitada.

La expresión de Kerly fue grata al ver cuanta comida estaban sirviendo sobre la mesa los meseros, tantos vegetales preparados en distintas formas, era una variedad exquisita a la que ella por su naturaleza no estaba acostumbrada a comer.

El conde Lefet miraba a la chica de una forma poco usual, hacía pensar que la miraba con cierto morbo al no saber nada más de ella que su nombre, a lo que en seguida pregunto sobre su origen y familia, pero Kerly sin mucho que expresar solo respondió: -No soy de aquí y mi familia tampoco-. Realmente Kerly estaba algo antipática en a mesa, pero el momento no hacía más que hacerla sentir como bicho raro en el lugar.

La nariz de la Amazona se llenó de júbilo cuando a sus fosas nasales llegó el aroma del plato fuerte que sería servido sobre la mesa, en efecto, el jamón ahumado de la matrona Samira había llegado para alegrar un poco el ambiente. Todo se veía relativamente agradable al paladar, pero solo se podía comprobar en el momento de llevarse tan deliciosas carnes a la boca. En eso, la mujer de negro interrumpió el viaje mental de kerly con una pregunta con la que probablemente se rompería el hielo. La pregunta era si la habitación que se le asignó había sido de su gusto y ante ello Kerly volteo a verle y le dijo:

-Claro que si mi querida dama, debo decir que es un lugar muy bonito y la cama es muy suave, aunque quizá es más cómodo el trapo gigante que cubre el suelo del cuarto-.

La comida estaba deliciosa, todos lo estaban disfrutando y entonces el cardenal se dirigió a la bella amazona para hacerle el comentario del trabajo que ella realizaría, poniendo énfasis en el hecho de ya conocer a uno de los pequeños de quienes se haría cargo y una de las principales recomendaciones fue la de no darse por obvio del cuidado de los pequeños, ella tenía que ser la más discreta posible para que ellos no sospecharan de sus cuidados. Para kerly esto fue raro escuchar eso, pues que caso tenía cuidarlos si ellos no lo debían saber o que era lo que sucedía en ese lugar. El cardenal concluyó diciéndole que le enseñaría algo al término de la cena y así continuaron sirviéndose los alimentos-


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] Los caminos se opacan con los actos impuros [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
kerly

Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 04/10/2012

Estado del Personaje
Nivel: 1
Experiencia:
0/500  (0/500)
Coronas: 0

Volver arriba Ir abajo

Re: La Senda Azul

Mensaje por Azul Kajira el Vie Oct 26, 2012 4:36 pm

El conde cavilo un poco duditativo ante la actitud de la bella invitada, no sabiendo donde empezaba la timidez y donde la parsimonia, aunado a eso los pocos modales que ejercía la mercenaria en la mesa hacían que los ojos del hace poco sonriente y amable ciertamente se escandalizaran, la doncella a su en cambio disimulaba un poco mejor su despeinada repulsión en cambio el cardenal parecía inmutable como si nada quizás algo divertido viendo como la Amazona le hacia justicia a cada uno de los manjares dispuestos en aquella mesa el gusto nada disimulado que mostraba con los alimentos que iban sirviendo le daba buena espina...

A partir de ahí el matiz de la cena fue mejorando especialmente por su jocosa alusión a la alfombra,. Una vez que los platos estuvieron vacíos y que nadie más se servía más comida el hacendado ordeno

Muy bien la cena la acabado déjenme a solas con la joven por favor, ustedes guardias también, Rene ordena que no se nos moleste…


Los guardias de uno a uno se fueron inmediatamente, el conde hizo un leve carraspeo y gentilmente dio las buenas noches y provecho, luego no muy satisfecho le hecho una ultima mirada la cardenal el cual con un gesto le ordeno que asintiera. La ultima en cerrar la puerta fue la dama de negro quien miro con cierto desprecio a la amazona, por fin se quedaron los dos solos en un medio de un incomodo pero poco duradero silencio

A veces las lealtades de las personas son como pompas jabón…


Hizo una pequeña pausa tras ese comentario y luego se apuró su copa de un
sorbo, luego hurgo en sus bolsillos y le extendió un sello de papel manilla negro, con una estrella de siete picos dibujada a la amazona

No deberá tener problemas para cuidar a los niños, sin embargo le sugiero como pequeña precaución, que guarde esto. Este sello negro que le dí, si llegara a necesitar ayuda, quémelo, si la llama es roja estoy cerca y pronto acudiré a su llamado y si es amarilla... tardare un poco… en realidad no debe tener problemas. Este es lugar es muy tranquilo y aislado, aquí se siembra la Vid y el centeno y diversas frutas, es una comunidad de más de sesenta personas. Los mayores trabajaban en los campos, y solo hay tres chiquillos aparte de Jeremy

El mayor de ellos se llama Rundol. Tiene un par de años más que Jeremy y al ser el mayor, debería ser el líder sin embargo no es muy listo. El segundo compañero de juegos de Jeremy es Doroon, un niño menudo y vivaracho. Habla muy deprisa y vive en un continuo estado de gran excitación.

Y por ultimo la líder indiscutible del grupo Zulet, una rubita encantadora que inventa sus juegos, e incita a éstos a robar para ella manzanas y ciruelas del huerto, la niña los domina como una pequeña reina, los incita a pelearse y los empuja a competir entre ellos. Cada uno de los tres chicos la odia en ciertos momentos, aunque seguían siendo absolutos esclavos de sus más mínimos deseos.

Quizás esa niña sea su mayor preocupación, sobretodo en invierno cuando se deslizan sobre anchos tableros por esa pendiente de la ladera que esta afuera de la hacienda, en realidad su trabajo no sera difícil, pero no quiero dejar ningún cabo suelto...



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Azul Kajira

Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 18/09/2012

Estado del Personaje
Nivel: 1
Experiencia:
0/500  (0/500)
Coronas: 0

Volver arriba Ir abajo

Re: La Senda Azul

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.